De la reacción a la responsabilidad